miércoles, 13 de mayo de 2009

Mueren tres mujeres, víctimas de violencia de género, en Sevilla, Barcelona y Lérida..



Doce mujeres muertas en poco más de un mes a manos de parejas o ex parejas. En sólo unas horas la lista negra sumó ayer tres nuevos casos, en Sevilla, Barcelona -éste rodeado aún de confusión- y Lérida. El primero que se conoció tuvo lugar la pasada madrugada en la población sevillana de San José de la Rinconada. Allí, un funcionario de prisiones, de 38 años, acuchilló hasta la muerte a su esposa en el dormitorio de la casa que compartían. En la habitación de al lado dormían sus dos hijos, de siete y tres años. La hermana de la víctima asegura que ésta quería separarse, pero su marido no lo aceptaba.

Rafael S. N, alertó a la Policía Local de La Rinconada de que había matado a su mujer a las tres de la madrugada. Cuando los agentes llegaron a la casa, les abrió el autor del crimen, con las manos ensangrentadas, y les condujo al dormitorio donde yacía la víctima, Monserrat Andrade, de 34 años. Tenía varias puñaladas, una de ellas en el estómago. Parece que el individuo acuchilló a su esposa mientras ésta dormía y sin que mediara discusión alguna -los vecinos aseguraron que no habían oído nada y los pequeños sólo se despertaron por el revuelo de la Policía-. Rafael llamó a los agentes y a su hermana, que vive en la población de Dos Hermanas, para que se hiciera cargo de los niños.

Según la Policía Local el agresor, que no tiene antecedentes por maltrato, mostraba «calma y frialdad». La Guardia Civil recuperó en la casa un cuchillo jamonero y detuvo al autor del crimen. La frialdad y la tranquilidad demostrada hasta entonces por Rafael S. N. dio paso a una situación bien distinta cuando estaba en el cuartel. Allí, sufrió una taquicardia y fue trasladado al centro de salud desde donde lo condujeron al hospital Virgen Macarena de la capital. A las cinco de la madrugada fue, de nuevo, a parar a dependencias del Instituto Armado.

Rafael era funcionario de Prisiones en el centro Sevilla II y su mujer Monserrat Andrade auxiliar de geriatría en la residencia de Cantillana. Habían comprado recientemente la casa en la que vivían con sus dos hijos y para los vecinos eran una pareja modélica.

Pero eso era de puertas para afuera. La hermana de la víctima confirmó que Rafael nunca había pegado a su esposa, pero sí la maltrataba psicológicamente, por lo que ella había querido separarse hace dos años. Y había retomado su intención recientemente, como lo certifica el que hubiera pedido cita en un centro municipal de la mujer para la próxima semana. Su marido no lo aceptaba.

Poco antes se había producido otro caso en Barcelona. Allí, una joven de 28 años murió como consecuencia de las heridas que le infligieron en plena calle dos personas, una de ellas su ex compañero sentimental. La chica, Marta V.C., caminaba con un joven por la calle San Fructuso, en el distrito de Sants-Montjuïc, poco antes de las once y media de la noche.

En el cruce de las calles San Fructuoso y Trajano, junto al parque de la Font Florida, Marta V.C. fue acuchillada en el tórax por una pareja en el transcurso de una pelea, aunque ayer se desconocían el motivo y las circunstancias que rodearon la discusión. La pareja agresora huyó del lugar.

Varios vecinos alertaron a los Mossos d"Esquada de lo que ocurría. A la zona llegaron dos patrullas, una de la Policía autonómica y otra de la Guardia Urbana, además de una ambulancia. Los sanitarios intentaron reanimar a la chica, que presentaba heridas de arma blanca, y la trasladaron al Hospital Clínico, donde murió poco después.

Con la descripción facilitada por el acompañante de la víctima, que según algunas fuentes es su actual pareja, y por varios testigos, los agentes comenzaron la búsqueda de la pareja agresora. Sin embargo, poco antes de las dos de la madrugada, Arturo G.R., de 19 años, ex pareja sentimental de la víctima, y Miriam A.T., de 21, se presentaron en la comisaría de Ciutat Vella, donde confesaron ser los autores y quedaron detenidos. Nada ha trascendido sobre sus declaraciones. Sin embargo, el hecho de que entre Marta V.C. y Arturo G.R. hubiera existido una relación hace pensar que la pelea tuviera trasfondo sentimental.

La víctima fue golpeada primero con una cadena tipo pitón, pero en algún momento uno de los dos jóvenes la acuchilló. Los Mossos encontraron estas dos armas durante un registro llevado a cabo en casa de Arturo G. R.

El tercer caso de violencia de género acabó con el fallecimiento de Dominga Fábrega Gómez, una vecina de Sort (Lérida) que se debatía entre la vida y la muerte desde el pasado día 27, en la UCI del hospital Arnau de Vilanova. Fue ingresada tras la brutal paliza que le propinó su compañero, un rumano de 37 años, a raíz de una discusión porque no le gustaba la comida que ella le había preparado. La mujer sufrió hemorragias y diversas fracturas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada